La capital de Risaralda, entre las ciudades del país con la más alta reducción de homicidios y otros delitos de mayor impacto en la ciudadanía.

136

Pereira ha sido, según lo muestran las estadísticas del homicidio, una de las ciudades más violentas de Colombia, inclusive durante varios años estuvo entre las 50 ciudades más peligrosas del mundo.

Aunque la capital risaraldense todavía muestra cifras elevadas en materia de asesinatos, en el 2018 salió del ránking de las 10 ciudades con mayor tasa de homicidios en Colombia y por supuesto del listado de las más violentas del mundo.
La tasa de homicidios se mide por cada 100.000 habitantes y de esta forma es que es posible comparar los asesinatos entre las diferentes ciudades, sin importar el tamaño o la población. Es claro que a mayor población mayor es el número de homicidios, pero no necesariamente mayor tasa. Por ejemplo, en Bogotá ocurren muchos más asesinatos al año que en Pereira, sin embargo la capital de Risaralda tiene una tasa más alta que la capital de la República.
Teniendo en cuenta la tasa de homicidios, Pereira estuvo desde el 2010 al 2017, entre las 10 ciudades más peligrosas del país, llegando a ocupar el cuarto puesto en el 2010. No obstante en el 2018 salió del top 10 y se ubicó en el puesto décimo tercero.
El Alcalde de la capital risaraldense, Juan Pablo Gallo, manifestó que “cerramos el 2018 con una tasa de 23,9 homicidios por cada 100.000 habitantes, la cifra más baja que haya registrado Pereira en su historia. Esto nos llena de tranquilidad y nos da entusiasmo porque como se puede apreciar hay una tendencia a la baja. Esto significa que se está acertando, en términos de decisiones de seguridad, que tenemos una orientación acertada y que se está impactando a las organizaciones criminales”.
En los últimos 15 años, la Perla del Otún ha logrado disminuir la tasa de homicidios de una forma vertiginosa, ya que mientras en el 2005 tuvo una tasa de 106 asesinatos por cada 100.000 habitantes, mientras que en el 2018 estuvo por debajo de los 24 casos.
El coronel Gustavo Moreno, comandante de la Policía Metropolitana, destacó la labor mancomunado que han efectuado instituciones como la Policía, la Fiscalía y la Alcaldía, al igual que resaltó la importancia del rol de la comunidad a través de la denuncia.
En la vigencia anterior, Pereira registró una reducción del 16,6 % en el número de homicidios en comparación al 2017, siendo la cuarta ciudad de Colombia que más redujo los asesinatos.
Williams Jiménez, coordinador del Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana de Pereira, señaló que la reducción de homicidios es muy importante para la ciudad y aseguró que esto tiene mucho que ver con la confianza que tiene la ciudadanía en las instituciones, tanto policiales como administrativas.
Hurtos
Los buenos indicadores en seguridad, no solo se reflejan en la reducción de homicidios, también en la disminución de los hurtos en sus diferentes modalidades.
En el 2018 Pereira cerró con una tasa de 478 hurtos por cada 100.000 habitantes, tasa levemente inferior a la media nacional que fue de 483.
Al igual que con la tasa de asesinatos, es la primera vez en el decenio que la capital risaraldense esta por debajo de la media nacional.
La tasa más alta en materia de hurtos en los últimos 10 años, se registró en el 2012, cuando Pereira llegó a tener 920,8 hurtos robos por cada 100.000 habitantes.
El comparativo de hurtos entre el 2017 y el 2018, muestra que la ciudad logró disminuir en un 23 % la incidencia de este delito de alto impacto, siendo la localidad que mayor reducción presentó en Colombia.
Esto sirvió para que la capital risaraldense saliera del top 10 de las ciudades con mayor tasa de hurtos, una situación muy significativa sí se tiene en cuenta que del 2010 al 2015, ocupó el primer lugar a nivel nacional.
En lo que respecta al hurto al comercio, Pereira cerró la vigencia pasada con una tasa de 198 robos por cada 100.000 habitantes, registrando una disminución del 16 % con respecto al 2017.
Para el caso del robo de motocicletas, la tasa se ubicó el año pasado en 21,2, reflejando una reducción del 19,6 %. Los datos del robo a residencias hablan de una tasa de 102,8 y un decrecimiento del 29,3 %.
Uno de los elementos más hurtados en Colombia es el teléfono celular. En el país se ha visto un aumentó en el robo de este objeto, pero en la capital risaraldense ha ocurrido lo contrario. En el 2018 la tasa de hurto a celulares llegó a 300 casos por cada 100.000 habitantes, una disminución del 13 %.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here