Cómo está la salud en Colombia y retos frente a la pandemia

134

Pereira, enero 27 de 2021. Esta fue la temática tratada en el conversatorio del Ex Candidato a la
Alcaldía de Pereira, Alejandro García, y el médico cirujano, psiquiatra infantil, magíster en Salud
Pública y Finanzas, y Senador de la República por el Partido Verde, Juan Luis Castro.
En una conversación transmitida en vivo vía Facebook, García y Castro hablaron del Sistema de Salud
en el país, sus orígenes, sus fortalezas y debilidades, así como los retos que tiene y posibles
soluciones.
Castro aseguró que antes de la Ley 100 el Seguro Social cubría solo el 23% de la población y se
requería garantizar una mayor cobertura, por eso nació esta ley en 1993, la cual en papel era un
proyecto muy bueno, sin embargo, en la práctica, se cumplió con ampliar la cobertura al 95%, pero
se mercantilizó el servicio con el manejo a través de las EPS. Por esto, se ha aumentado
estrepitosamente la corrupción, ya que no se modificó la legislación y no se creó un ente lo
suficientemente robusto para hacer control y vigilancia de recursos a estas entidades; además de
sacrificar las condiciones laborales del talento humano y por ende la calidad del servicio.
“Para poder tener hospitales de cuarto nivel se requieren personas capacitadas para
operar instrumentos y realizar tratamientos especializados, esto implica condiciones de
trabajo dignas y justas, desde el tipo de vinculación a las entidades, ya que se realizan
muchas órdenes por prestación de servicios, lo cual afecta el seguimiento médico e incluso
la calidad, se genera disrupción en tratamientos. Es además un trato inhumano para los
profesionales pues no tienen vacaciones, cesantías, prestaciones, en general no cuentan
con las garantías para una vida digna, porque incluso hay retrasos en los pagos. Este es un
sector fundamental para el funcionamiento del país, por ello al menos en las instituciones
públicas se deben formalizar las vinculaciones del personal de salud; el dinero se encuentra
a disposición, es un tema de manejo de los recursos”. Aseguró el Senador.
Para Castro, un sistema efectivo comenzaría por eliminar las mediaciones de terceros y por minimizar
las condiciones pre-existentes que potencian las enfermedades, como la desnutrición, la falta de
acceso a la educación e incluso inexistencia de vías que permitan a algunas poblaciones la
comercialización de productos y sustento económico. Es por ello que, las poblaciones vulnerables
tienen una menor expectativa de vida que aquellas con más oportunidades, y cerrar esa brecha, con
una articulación de todos los entes estatales y con la priorización de inversiones para el desarrollo
social de acuerdo a las necesidades reales de cada región, pueden ser un paso importante para
mejorar la salud de los colombianos, pues todo está interconectado.
“Esta articulación debe ser un compromiso del Gobierno Nacional, porque el manejo
ineficiente es incluso más costoso para el Estado, por ejemplo, si una persona se enferma
en el Chocó, donde no hay UCI, se deben invertir alrededor de 15 millones de pesos en
traslado a una ciudad capital, dinero que sale de nuestro bolsillo y podría invertirse en

Comunicado de prensa

otra necesidad si ya se contase con las condiciones óptimas en la zona”. Indicó Juan Luis
Castro.

García, por su parte, abordó el tema pandemia afirmando que adicional a las problemáticas pre-
existentes con la salud, se suma la situación mundial sin precedentes generada por Covid-19.

“En Colombia ya tenemos una cifra de más de 52.000 muertes, además hay
desinformación circulando y se genera mucha incertidumbre sobre la vacunación,
preguntas como fecha de inicio, es prudente vacunarse, hay contraindicaciones al
respecto… Creo que lo principal es tener campañas pedagógicas que permitan a la
sociedad conocer información veraz y oportuna, la educación, incluso en estos casos, es
la clave de todo”. Afirmó Alejandro García.
Castro Hizo énfasis en que las medidas de la pedagogía, autocuidado, uso de máscara,
distanciamiento y lavado de manos, tuvo efectividad en muchos países del mundo, pero en Colombia
no funcionó de la misma forma, ya que por condiciones socioeconómicas que el Estado no solventó,
la gente no se quedó en casa, además de que nuestro sistema de salud no estaba preparado ni
siquiera para realizar una promoción y prevención efectiva. Recalcó, además, que el tipo de vacuna
donadas a países necesitados, de los cuales Colombia hace parte, llegarían en marzo, pero solo cubre
el 20% de la población.
Afirmó que la vacuna es la mejor opción para regresar a la “antigua normalidad” y que su efectividad
ya se ha demostrado en otros países, sin embargo, ve la vacunación en Colombia un poco distante.
Además, considera que el actual gobierno falló en la comunicación y transparencia con el país,
diciendo que la vacunación iniciaba en enero, y generando expectativa en la población. El día de hoy
el Gobierno dio una nueva luz indicando que se iniciará en febrero con la vacunación, sin embargo el
Senador afirma que eso no es realista, ya que no se tienen los refrigeradores requeridos, ni las
jeringas y demás insumos y logística necesaria, debido a que el tipo de vacunas que se eligieron
necesitan mantener una cadena de frío y cuidados especiales, será un procedimiento que tomará
tiempo, pues requiere de un acondicionamiento e infraestructura que no se tiene actualmente ni
está en proceso de montaje, así mismo se estima un tiempo de vacunación de aproximadamente 2
a 3 años. Por ello, considera que otras vacunas disponibles en el mercado podrían ser más efectivas
y rápidas, pues requieren menor logística y ya ha sido probada su efectividad.
Declaró que es paradójico que en otros países de Latinoamérica ya se inició con la vacunación y han
demostrado un manejo más eficiente de la situación, aún cuando en Colombia se cuenta con talento
humano mejor formado y capacitado.
“Es un panorama desolador que personas con acceso a la mejor infraestructura en salud
también fallecen por la enfermedad, esto demuestra que incluso con los recursos y las
oportunidades a su servicio no están exentas de las consecuencias, sin dudas es
desesperanzador para quienes no tienen las mismas garantías como la población más
vulnerable”. Reflexionó Castro.
Para concluir, afirmó que este va a ser un proceso lento y que la inmunidad de la población no se va
a lograr durante 2021, que incluso es probable que haya otro pico en el mes de julio, lo cual no solo
seguirá afectando los sectores de la salud y económico, sino que nos hace un llamado a continuar
con el autocuidado y el distanciamiento social.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here